INCLINEA - Brevigliero Battista
Técnica Pictórica de Brevigliero
El empleo de una personal técnica pictórica, conseguido a través de colores acrílicos sobre tela y de un dibujo perspéctico preciso, transforma horizontes lejanos en instantes vivientes capturados por el espacio que circunda. La profundidad escénica de la obra, resbala en matices hacia el centro focal con velajes de color sacados por la pintura renacentista. Mientras, en los primeros planes, es la arquitectura el metro que predomina estas composiciones fantásticas y en parte reales en algunos elementos constructivos con logias, arcos oblicuos y columnas queridas alteradas. Típica es la presencia de la figura humana que sella completamente la proporción y se convierte en el punto llave de lectura de la escena, dónde la anatomía, intencionalmente surreal y el estudio de cada individual músculo, concurre a describir toda la belleza posible de la creación.
Perdidos por Libro
La historia del arte es compuesta de muchas páginas, algunos son famosos, otras se han perdido o, quizás mejor, han sido olvidadas. Tarea de cada artista es recobrar a alguien de estas páginas y en el caso de Battista Brevigliero tal operación aparece rica e interesante. La lección de la pintura del humanismo con las llamadas a los adultos, cuál Botticelli, da a sus cuadros sin tiempo, el no ser del tiempo como dimensión universalizzante. La metafísica, fácil pensar en ¡De Chirico!, se convierte en instrumento de geometría con la abundancia de arcos, elipsis, cuadrados: la naturaleza es un libro matemático que lleva al infinito y en efecto sus cuadros a menudo tienen una notable profundidad. Central es la gran lección del surrealismo del novecientos que garantiza con sus símbolos, la mujer y el caballo sobre todo, aquella miembro fundamental del arte que es lo fantástico, en este caso en su dimensión más marcadamente onírica. Por fin la lección del realismo en Battista Brevigliero es equipaje técnico, es decir acercamiento cromático capaz de suscitar emociones y, por algunos aspectos, provocaciones. Los colorado y el azul sobresalen como manchas de una historia, aquel del arte, que es trabajo individual justo porque hunde sus raíces en el trabajo de los adultos del pasado.
"Los lados de la esfera" querido a Brevigliero
"Los lados de la esfera", título anómalo de la exhibición personal de Battista Brevigliero de Villasanta, dice ya todo sobre las intenciones revolucionarias del artista, por y en la historia del arte contemporáneo. Dichos lados, ancorchè virtuales, son los ojos del pintor que según el dictado Meidegger se mira alrededor para coger los aspectos anacronísticos y los connubios más imprevistos con el mundo circunstante. Escudriña y rescudriña, con una buena dosis de memoria ancestral, el artista nos pone frente a monumentos o a simulacros de ruinas clásicas, a ilusorios paisajes, pero reales en el conocimiento de Brevigliero, nos representa con incomparable elegancia formal un Venus no estatuaria, pero en cambio dotada con movimiento a dir algo cinematográfico. Más bien, ella venere-afrodite "anadiomene" es uno domina, un "Mater Matuta" que se introduce disimuladamente en el secreto sentido de las varias situaciones románticas y pictóricas. A cumplimiento de la bonita serie de visiones y en la economía de la obra, polimorfos mosaicos, ricos en tonalidades cromáticas y de importancia poética, ellos también obran a prò del sentido compositivo y el ars creandi del autor. Azul y verde se alternan con un equilibrio sustancial, ya que Brevigliero dona lo propio le animo al sobrio marina, a los cielos encantados, a lo que, en una palabra, es creado y a lo que quiere conscientemente. Está de hecho qué, incluso modernamente cerca de la manera del surrealismo, no contempla en si las primitivas leyes iniciales de maestros cuál, para ejemplificar Magritte, Dalos, o a los precursores como Boch, Graf o el Arcimboldo, el pensador en cambio Pascal sigue, el que contrapuso al esprit de gèometrie el esprit de finesse. Y Breton añade que "lo maravilloso es único manantial de la unión eterna entre los hombres" la revolución del arte moderno también pasa por esta calle, como dejó escrito el papá del surrealismo, por cuyo real y virtual, pasado y futuro, vida y muerte, acaban de para aparecer concebibles más como obstaculizas pero como sinónimos. Más poético que Masson o de Ernst, él parva licet con aquellos que sigue, Brevigliero se apodera, con rápidos disfraces de sentidos, del esfuerzo artístico para crear una nueva dimensión más verdadera en lo poético desarrollarse y en la creación de obras que, difícilmente se pueden olvidar. No diversión por lo tanto o vacación erótica, pero en cambio estoy en ser pintor pruebas inequívocas de indudable inteligencia, de sutil pericia técnica, de increíble fertilidad representativa, junto, es obvio, con un prodigioso sentido de mistificación.
Renato Tomasina.
Últimas obras
[Sec. Galería1]
Últimas esculturas
[Sec. Escultura]
Últimos diseños
[Sec. Diseño]
Copyright © Battista Brevigliero | 348-8844893
Webmaster © Ivano Brevigliero | 331-1240501